Primera Parte: Presentación

Solicitar el bautismo es, en realidad, buscar el renacimiento en el Espíritu Santo. El objetivo del bautismo no debería limitarse al hecho de cambiar de religión ante las autoridades civiles o religiosas, como tampoco a casarse con una persona cristiana, o hacerlo para ganar un lugar en la vida social. El objetivo del bautismo debe ser buscar a Jesús, encontrarse con él y llegar a conocerle como aquel que nos busca a cada uno de nosotros y desea otorgarnos la salvación. Por eso hemos elegido el tema del nuevo nacimiento en el agua y el Espíritu Santo como primer acercamiento para nuestros catecúmenos durante nuestro primer encuentro con ellos.

Este libro está diseñado en torno al evangelio según san Mateo. Como demuestran nuestros investigadores, era el evangelio empleado como catecismo básico dado a los catecúmenos en los primeros siglos de nuestra era. San Mateo recopiló las palabras de Cristo en cinco sermones, con una introducción relativa al período de su infancia y una conclusión sobre su pasión, muerte y resurrección. Un ejemplo de este enfoque es un estudio de 1950 que compara las citas tomadas del evangelio de Mateo utilizadas por los Padres de la Iglesia, en los dos primeros siglos del cristianismo, con los demás libros del Nuevo Testamento. La conclusión de este estudio es que el libro de Mateo era el más leído y el más citado por los Padres de la Iglesia en los dos primeros siglos frente a los demás libros del Nuevo Testamento: ningún otro libro es comparable al suyo, ni el de Juan ni los de Pablo.

Comparte esta página: elige plataforma